Cómo preparar las fotos para imprenta

 

A la hora de elegir las imágenes para un folleto, catálogo o cualquier otra pieza gráfica que vaya a ser impresa en papel, hay que tener en cuenta algunos aspectos para lograr la mejor calidad posible.

No quiero ponerme muy técnica y hablar con términos que no se entiendan. Tampoco es mi intención hacer una clase magistral sobre resolución de imagen y perfiles de color.

Sólo intento dar algunos consejos básicos para lograr un buen resultado.

Demás está decir que cuanto mejor sea la calidad de las imágenes, mejor. Pero, ¿a qué me refiero con una imagen de buena calidad?

Lo que hay que tener en cuenta es básicamente: el formato de imagen, el tamaño, y la resolución.

 

El formato: ¿Qué tipo de archivo conviene usar?

 

El tipo de archivo que usemos es lo que llamamos el formato. Los archivos de texto que usamos en Word se guardan en formato docx, los de Excel en xlsx. Archivos de imagen hay varios, y cada uno tiene sus características y es ideal para un cierto uso.

Si hablamos de una fotografía, el formato más conocido es JPG. Teniendo en cuenta algunos aspectos que explico a continuación, se pueden obtener resultados más que aceptables.

Si se va a imprimir un catálogo, o una pieza gráfica que requiera mucha calidad de imagen, lo más adecuado es usar archivos TIFF, que contienen mayor información, aunque suelen pesar más.

Si quieres saber cómo enviar estos archivos tan pesados, aquí te explico cómo.

Seguramente, en el catálogo incluiremos también el logotipo. Si éste es rectangular o cuadrado, se puede enviar en JPG o Tiff.

Pero si tiene otra forma, necesitaremos que el fondo sea transparente, para poderlo situar sobre cualquier fondo de color y que no se vea un recuadro blanco alrededor.

Para ello, lo mejor es enviarlo en formato png, que permite guardar la imagen con fondo transparente.

El cuadriculado que ves en la imagen, es cómo se muestra una imagen sin fondo en Photoshop.

Nunca deberías utilizar archivos GIF o BMP, ya que la calidad de estos suele ser muy mala, y eso se nota a la hora de imprimirlos.

¿Qué es la resolución de una imagen?

A la hora de enviar fotografías para imprimir se habla de imágenes de alta resolución. La resolución de una imagen es la calidad. A mayor resolución, mayor calidad.

La resolución se mide en ppp (pixels por pulgada) o dpi (en inglés, dots per inch). La diferencia entre ppp y dpi, además del idioma, es que el píxel por pulgada indica la resolución de la imagen en el monitor. En cambio, dpi mide la resolución a la hora de imprimir, es decir, la cantidad de puntos de tinta que se usarán por pulgada al imprimir la imagen.

Para saber la resolución de una imagen, hay que hacer click con el botón derecho del ratón sobre la imagen, seleccionar “Propiedades” en el menú que aparece, y en la pestaña “Detalles” veremos la resolución, entre otros datos.

 

Cómo preprara imágenes para imprimir - andreacastaneda.com

Para enviar una imagen a imprenta, se recomienda una resolución de entre 250ppp y 300ppp. Si bien en el monitor no se observa la diferencia, al imprimir la imagen, si esta no tiene una buena calidad, veremos los “píxeles”.

El tamaño sí importa

Otro aspecto a tener en cuenta es el tamaño al que aparecerá la imagen en el papel impreso. Me refiero a cuántos cm mide de ancho y de alto.

Siempre debemos intentar que la imagen sea igual o mayor que el tamaño que tendrá en el papel. Porque no hay problema a la hora de reducir el tamaño de una imagen. Pero no ocurre lo mismo cuando la tenemos que ampliar. El ordenador tiene que rellenar los huecos de información que le falta, y la imagen se verá totalmente pixelada y sin definición.

 

Si necesitamos una imagen que mida 10cm de ancho x 7cm de alto, y la imagen original mide 3x2cm, al ampliarla ocurrirá lo siguiente: la imagen se pixela y ya no se ve nítida. Por lo que siempre se aconseja trabajar con imágenes al tamaño que tendrán en el papel impreso, o incluso más grandes.

¿Cuánto pesa el archivo?

Podemos decir, por último, que un buen indicador de la calidad de la imagen es el peso del archivo. Una imagen de buena calidad y a un tamaño relativamente grande no puede pesar menos de 1Mb.

Así que si vas a enviar una imagen y ves que ésta pesa poco, seguro que no tendrá la calidad adecuada. Y si tienes varias versiones de la misma fotografía, siempre elige enviar la que pese más.

El diseñador gráfico seguro te lo agradecerá.

¿Tienes alguna otra duda? O si quieres compartir tu experiencia en el tema, deja tu comentario.

Andrea Castañeda

Diseñadora gráfica especializada en identidad visual y branding del sector retail.

Ayudo a tiendas y emprendedores con su imagen de marca.

Aquí puedes ver algunos de mis diseños.

¿Quieres atraer más clientes?

Descarga la guía gratuita "Los 6 errores más comunes que cometen las tiendas con su imagen de marca".

Aprende a mejorar la imagen de tu marca para atraer más clientes a tu tienda y aumentar tus ventas.