Destaca de tu comeptencia

 

El logotipo es un signo gráfico que identifica a una empresa, una marca o un producto. Como tal, debe representar las características principales de aquello que simboliza, y diferenciarse de su competencia.

Y el logotipo es uno de los elementos más importantes en la identidad visual de una empresa, ya que aparece siempre. En las facturas, en los catálogos, en los anuncios y hasta en la propia tienda.

 

En este post hablo de los siguientes temas:

-¿Cómo comunican los logotipos?

-¿Qué elementos componen un logotipo?

-El isologotipo, ¿pongo o no pongo imagen?

-La elección de la tipografía

-¿Qué comunico con los colores?

-La composición del logotipo

 

¿Cómo comunican los logotipos?

Los logotipos comunican con la forma, el color y las tipografías. Y pueden ser la imagen de una empresa moderna o anticuada. Con estilo, o del montón. Una empresa dinámica y en crecimiento, o una estática que se ha quedado en el tiempo.

¿Sabes si tu logotipo comunica efectivamente los valores de tu empresa a tus clientes?

Aunque puede parecer algo muy sencillo, comunicar tanto con algo tan pequeñito es sumamente complicado.

Aunque hay algunas reglas básicas, que si se cumplen, sabremos que vamos por buen camino.

Por ejemplo, una figura geométrica nos transmite más modernidad que un trazo de pincel, o una filigrana decorativa.

¿Qué elementos componen un logotipo?

Analicemos brevemente los elementos que componen un logotipo.

  •  El isotipo: Es la imagen que acompaña al logotipo en sí. Esta puede ser un objeto, una letra o varias, o algo abstracto. No todos los logotipos tienen una imagen que acompañe al nombre de la empresa.
  • La tipografía: Es el texto en donde aparece el nombre de la empresa propiamente dicha.
  • El color: El color o colores elegidos para nuestro logo también ayudan a comunicar.
  • La diagramación: con la disposición de todos estos elementos se puede comunicar también un mensaje. Ponerlos juntos, o separados, centrados o marginados a un lado.

A continuación, veremos uno a uno estos elementos con más profundidad.

El isologotipo, ¿pongo o no pongo imagen?

Antes de empezar a diseñar un logo, hay que decidir si éste va a tener una imagen que acompañe el nombre de la empresa, o no.

Por ejemplo, Zara, no lo tiene. Su logo tipográfico, es decir, que está formado por las letras que conforman el nombre de la empresa.

Chanel, en cambio, sí tiene una imagen. Es la formada por la C y la misma C invertida. Esa especie de “sello” lo utiliza como marca distintiva.

Otros logos, utilizan directamente una imagen, como Lacoste, siguiendo los ejemplos de marcas de ropa, con su ya famoso cocodrilo.

La elección de la tipografía

Hay muchos tipos de letras, y cada uno se adecua a un estilo diferente. Hay fuentes más clásicas, o más modernas. O letras decorativas, con muchos ornamentos, o más sencillas.

También hay familias tipográficas que simulan la escritura a mano. Lo que transmite más calidez, pero también más informalidad.

Como puedes ver en los siguientes ejemplos, una misma letra transmite valores diferentes solamente cambiando la tipografía con la que se escribe.

Tipografía con «serif», más clásica. Transmite historia, seriedad.

Tipografía sin «serif», más moderna. Es más actual e informal.

El trazo gestual de esta tipografía le da un carácter más personal, mas emotivo.

¿Qué comunico con los colores?

El color o colores elegidos para nuestro logo también ayudan a comunicar. Esto lo sabrás bien, porque a la hora de decorar tu tienda, los colores que elijas pueden darle un carácter totalmente distinto a la misma habitación.

No es una ciencia exacta, pero sí que cada color nos transmite un ambiente distinto. Por ejemplo:

El blanco es pureza, limpieza, inocencia.

El rojo transmite calor, energía, fuerza.

El verde se relaciona con lo natural, lo ecológico.

El rosa es un color tranquilo, romántico, femenino.

El azul, en cambio, se relaciona con el profesionalismo, el éxito, la integridad.

El amarillo es el color de la energía, el optimismo y la alegría.

El naranja es un color que se usa más para lo comunicativo, lo social, la aventura.

El violeta transmite intuición, creatividad, imaginación.

Y el negro, fuerza. Es un color más formal, más serio.

Para saber cómo usar el color en tu logo, echa un vistazo a este post.

La composición del logotipo

Por último, la disposición de los elementos que componen el logotipo debe ser equilibrada. La imagen, el nombre de la empresa, y una frase o eslogan si lo incluye. Todos deben guardar cierto espacio entre ellos para que se lean mejor. O por el contrario, poner los elementos muy juntos con una intención determinada. Puedes volver a ver el nuevo logo de Zara, que ha juntado las letras casi superponiendo una con otra.

Una disposición centrada transmite un estilo más clásico. Si la disposición de los elementos es asimétrica, comunica más dinamismo e innovación.

Teniendo toda esta información en cuenta, ¿Qué estás comunicando con tu logotipo? ¿Es moderno o más clásico? ¿Qué colores utiliza? ¿Se corresponde con la imagen de tu empresa que quieres transmitir a tus clientes?

Deja tu comentario más abajo y cuéntame cómo es tu logotipo.

Andrea Castañeda

Diseñadora gráfica especializada en identidad visual y branding del sector retail.

Ayudo a tiendas y emprendedores con su imagen de marca.

Aquí puedes ver algunos de mis diseños.

¿Quieres atraer más clientes?

Descarga la guía gratuita "Los 6 errores más comunes que cometen las tiendas con su imagen de marca".

Aprende a mejorar la imagen de tu marca para atraer más clientes a tu tienda y aumentar tus ventas.